VACUNACIÓN GATOS

Vacunación de los gatitos:Gato_1
Los gatitos deben vacunarse a partir de los dos meses de vida, que es cuando se agota la inmunidad materna, y aumenta el riesgo de contraer alguna infección. La primera vacunación frente a cualquiera de las enfermedades consta de dos dosis, separadas por 2 ó 3 semanas, para establecer una inmunidad sólida, posteriormente bastará con una revacunación anual.

Panleucopenia:
Es una enfermedad extremadamente contagiosa que produce vómitos y diarrea llegando a ocasionar la muerte en los gatos más jóvenes y abortos en las gatas infectadas durante la gestación. El virus que la origina es capaz de resistir en el medio ambiente hasta un año. Se transmite por contacto directo con las heces, orina o saliva de un gato infectado o bien indirectamente a través de objetos contaminados.

Rinotraqueítis:
Es una enfermedad que afecta a las vías respiratorias superiores del gato. El gato infectado presenta los síntomas de un catarro grave con fiebre, estornudos, mocos, tos y pérdida de apetito. El virus causante de esta grave enfermedad se transmite igualmente a través de las secreciones de los animales enfermos y también por contacto con comederos, bebederos y ropa.

Calicivirosis:
Es también una enfermedad respiratoria grave y frecuente, el virus que pGato_2roduce ésta enfermedad a menudo acompaña al de la rinotraqueítis, produciendo heridas en la boca (lengua y paladar), nariz, conjuntivitis, estornudos pudiendo acabar en una neumonía mortal. El virus responsable es capaz de sobrevivir hasta 20 días en el medio ambiente por lo que el contacto con jaulas, camas y demás objetos que han estado en contacto con un animal enfermo son fuentes de transmisión del virus.

Leucemia:
Es una enfermedad vírica mortal producida por un virus ARN. El subtipo A tiene escasa patogeneicidad, el B produce tumores de origen linfático, el C produce trastornos de los glóbulos rojos (anemia severa o leucemia eritroide) y el subtipo T inmunodepresión severa.

Los gatos virémicos son la fuente de infección, el virus se transmite por la saliva, las secreciones nasales, las heces y la leche.

Peritonitis infecciosa felina:
Es una enfermedad mortal y difícil de diagnosticar. Está extendida por todo el mundo, pero muchas veces sólo se detecta cuando el gato ya se ha muerto. Solamente aparecen síntomas cuando la enfermedad ya está muy avanzada.

Se contagia por contacto con otros gatos, utilización común de comederos o bandejas de arena y a través de ropa contamina.