VACUNACIÓN DE PERROS

Vacunación de los cachorros:Perro_1
Los cachorros deben comenzar a vacunarse a partir de las seis semanas, que es cuando puede agotarse la inmunidad materna.

Necesitará visitar nuestra clínica en más de una ocasión por el número de dosis de vacunas que en un principio son necesarias para crear una inmunidad inicial.

Le aconsejaremos cuando es seguro sacarlo al exterior y permitir que interaccione con otros perros, fundamental para su socialización.

Vacunación de perros adultos:
Sin una revacunación periódica su perro puede volver a ser sensible a numerosas enfermedades ya que la vacunación inicial no protege para toda la vida.

La revacunación mantiene la inmunidad producida por la vacunación inicial.

La revacunación anual nos da la oportunidad de revisar el estado de salud de su animal.

Moquillo canino:Perro_2
El moquillo frecuentemente provoca la muerte o lesiones permanentes y ocurre en animales jóvenes sin vacunar.

La enfermedad se contrae por contacto directo con un animal enfermo, a menudo comienza con fiebre, ojos y nariz acuosos, tos seca y diarrea. Puede seguir con deshidratación, pérdida de peso y síntomas nerviosos.

Parvovirus canino:
Se contagia por contacto con animales infectados o sus heces.
El virus puede vivir en el medio ambiente durante meses, por lo que puede ser transportado por los zapatos y otros objetos.

Perros de todas las edades pueden contraer la enfermedad que cursa con fiebre elevada y diarrea sanguinolenta. En cachorros es frecuentemente, mortal.

Hepatitis infecciosa canina:
Produce principalmente lesiones hepáticas aunque también puede ocasionar problemas respiratorios. En casos graves puede haber muerte muy rápida sin tiempo apenas para el tratamiento.

La vacunación además de proteger disminuye la expansión de la enfermedad porque los perros que superan la enfermedad pueden ser portadores asintomáticos, poniendo en riesgo a los perros no vacunados.

Leptospirosis:
Es una infección bacteriana que afecta principalmente al hígado y riñones. La enfermedad se transmite por contacto con orina infectada.

Los casos graves pueden ser mortales o causar daños permanentes en el riñón.

La leptospirosis se puede contagiar a personas por lo que es una razón más para tener a su perro vacunado.

Tos de las perreras:
Habitualmente produce una tos seca muy molesta con posible descarga nasal que dura varias semanas y pueden aparecer complicaciones más graves, como neumonía.

Se transmite entre perros por gotas dispersas en el aire y por contacto directo entre los hocicos de los animales, por lo que si van a residencias caninas o hay algún proceso respiratorio crónico se aconseja su administración.

Rabia:
La rabia es una terrible enfermedad que afecta a todos los mamíferos, incluido el hombre. La principal fuente de contagio es el contacto con animales infectados.

La enfermedad se transmite a través de la saliva durante la mordedura del animal infectado. El animal rabioso en un principio muestra fiebre con ansiedad, tristeza y dilatación de pupilas, posteriormente puede presentar una fase furiosa con gran agresividad pudiendo atacar y morder a las personas o una fase de parálisis e incoordinación con producción de gran cantidad se saliva, acabando siempre en la muerte.